Trucos Lands Of Lore Iii - Trucos para Juegos de PC

Juegos PCWindows XPWindows 98Windows 2000

 
Trucos para Juegos de PC
 Lands Of Lore Iii

Lands Of Lore Iii - Trucos y guias de Juegos de PC


 

Cómo usar a tu mascota o familiar para obtener hechizos: 
Debes estar en la habitación de Draracle. Una vez aquí, si mandas a tu familiar a buscar un objeto cerca de la ventana, tu familiar cogerá hechizos.

Solución:

Todo comenzó en aquella maldita cueva. Mis recuerdos se remontaban al momento en que la bestia acabó con mis padres. Ahora era mi oportunidad de entrar en aquella aventura y conseguir salvar mi vida, escapando de aquel horrible destino. Me dirigí al Norte, entrando en la cueva, donde tras buscar cuidadosamente recogí un cuchillo, una mochila, encontré un diario y proseguí mi camino avanzando penosamente entre las telarañas que obstaculizaban mi visión. Con la ayuda del cuchillo corté una gran telaraña que me impedía proseguir. Al pasar a aquel nuevo lugar una araña gigante me sorprendió. Tras acabar con ella, me dirigí al norte pasando la red de la araña y llegué a las puertas de acceso del comienzo de mi viaje.

Llegué a las puertas de Gladstone donde pude elegir empezar la aventura desde uno de los siguientes gremios, cada uno situado en un lugar diferente: el de los Clérigos al Oeste, el de los Magos al Este, y el de los Guerreros se encontraba situado al Norte de los Magos. Para entrar en el de los ladrones había que seguir el camino hacia el de los Guerreros y bajar las escaleras. Decidí entrar por las alcantarillas de Gladstone a través de la pequeña puerta en la parte inferior de las escaleras. Para poder entrar a formar parte y ser un miembro de pleno derecho de aquellas familias, había que completar una prueba impuesta
por ellos. Para superar la iniciación hacía falta mucho coraje y un valor más allá de los límites imaginables:

- Los Guerreros exigían matar todas las ratas en las puertas de Gladstone. (Si rompes la caja conseguirás una ballesta ligera).

- Los clérigos, conseguir una chuleta de un cerdo muerto. Una vez conseguida sería entregada a Boris. Tras ello, se podría utilizar el altar, entregando dinero y presionando la tecla "c" enfrente del altar.

- Los magos pedían conseguir una valiosa gema de las puertas de Gladstone para poder ser miembro (que es entregada por Sion uno de los magos pertenecientes al gremio). Aquí se podían conseguir hechizos muy útiles para nuestra aventura.

- Los ladrones se conformaban con que encontrara el camino hasta la puerta de su gremio para ser aceptado. Una vez elegida mi alineación, y entrenado como Guerrero incrementé mis niveles hasta el siete o el ocho, algo que sería muy conveniente para poder explorar los mundos que me esperaban, y así, mi viaje comenzó.

Debía de encontrar las cuevas de Draracle. Para ello, entré utilizando el portal a través de Gladstone Woods por el pequeño volcán. Esto me llevó a Volcania, donde explorando este mundo encontré a Draracle. Al buscar al dragón, huyó casi sin darme tiempo a verlo. Buscando cuidadosamente la encontré en su cámara, donde el dragón me atacó. Registrando la cámara destruí las tres fuentes de lava, localizadas a la izquierda, derecha y en la parte media - superior de la cámara donde estaba situado. En ese momento, la fuente de lava se secó y mató al dragón. Recogí una suculenta suma de dinero y utilicé el Sigil en el cuerpo del dragón. Me teletransporté a la cámara de Draracle con el espejo y encontré allí de nuevo a su sirviente. Opté por salir de la caverna a través del laberinto, donde había algo de equipo esperando a que alguien lo recogiera. Tuve que utilizar el conjuro de la luz (Comprado en el gremio de magos) para poder alumbrar el camino y salir de la oscuridad. Volví a Gladstone y me dirigí a la taberna donde al buscar cuidadosamente y gracias a Luther, conseguí la Gran Espada de Thohan en la segunda planta. Un arma que sin lugar a dudas, aumentaría mi combate a corta distancia.

Caminando hacia el área de la cascada descubrí el otro portal que me llevó al mundo de hielo. Tras comprobar la zona exhaustivamente, Llegué a la Torre Blanca, y encontré una mujer, la cual me pidió el favor de que destruyera un extraño pájaro. Primero, fui hacia la derecha y pasé por la puerta, encendiendo las velas, las cuales me resultaron muy curiosas y recordé sus colores. (Azul, verde, rojo, y púrpura). Retrocedí y me dirigí a la parte izquierda del mapa. En esta habitación encontré de nuevo otras velas, las cuales encendí. Caminé hacia la pared contraria de acuerdo a la siguiente secuencia de colores: azul, verde,
rojo y púrpura. Allí unas escaleras hicieron su aparición. (Si colocas correctamente las velas y la secuencia de colores la escalera aparecerá). Me dirigía hacia la habitación de las tres puertas, en la habitación de la izquierda donde recogí un hacha. En la habitación del centro fu atacado por un extraño pájaro. Acabé con el y destruí el nido del cual provenía. En ese momento, algo cayó del nido, cuando comencé a buscar, me di cuenta de que era una enorme gema azul. Opté por entrar ahora en la habitación de la derecha, que me abasteció de algunos enseres para el camino. Tras ir a la siguiente habitación, en el lado izquierdo observé una puerta con cuatro botones. Al encender el pozo de fuego que estaba al lado de la pared, los botones se encendieron mostrando sus colores. Los activé en la secuencia de colores que ya me resultaba familiar abriéndose ante mis ojos el muro. No quise entrar ahí por el momento, decidiendo pasar a la siguiente habitación que me llevó a la segunda planta. Encontré la gema verde en la habitación en la que había otro extraño pájaro buscando de nuevo en su nido. Al destruir el nido la gema cayó. Ahora debería de encontrar la piedra roja. Bajé a la primera planta y me dirigí a la habitación que tenía cuchillas a cada lado de la pared. Allí encontré dentro del agujero la piedra roja. Aquel agujero escupía fuego siempre que se presionara el botón, por lo que tuve que andarme con mucho cuidado. La piedra púrpura puede conseguirse en la habitación cerca de la sala del trono, localizada en la parte inferior del mapa, y la hallé debajo de la cama (hay que presionar la "c").

Después de tenerlas todas, las coloqué en la pared con el símbolo correspondiente (2 piedras) y las otras, en la habitación que tenía una especie de gran altar, donde tuve que buscar cuidadosamente el símbolo. Tras haber colocado todas, miré mi mágico mapa donde me di cuenta de la diferencia que había. Estaba en la habitación de las cuchillas, de donde provenía y donde encontré a la mujer. Seguí el mapa hasta que llegué a la habitación del trono, allí estaba la mujer y me ordenó que entrara a la habitación situada cerca de ella. Rehusé hacerlo y me atacó. Utilicé el Sigil en ella y me teletransporté a la cueva de Draracle.

Volví a Gladstone y acepté el segundo desafío de cada uno de los cuatro gremios. Fui pasando consecutivamente por cada uno de ellos enterándome de qué debía de hacer. Una vez hecho esto, comencé con el primero y me fui al Portal del submundo cerca de los bosques. Se encontraba en la parte superior del mapa cerca del hombre que vendía fruta. Encontré alguien que me cedió la llave del reloj. Entré en el portal y me teletransporté al submundo. En la habitación grande me encontré tres puertas; una a la Izquierda, otra al centro y otra a la derecha. La puerta de la izquierda me llevó hasta un hombre que literalmente "había perdido la cabeza". Tras buscar por esta área la cabeza, al fin la encontré y se la devolví. Tras esto volví sobre mis pasos y entré en la habitación de la derecha. Exploré cuidadosamente el sitio pues estaba realmente oscuro. Llegué a la cocina, la cual me daba acceso a dos puertas, una llevaba al sótano donde conseguí una botella de vino. Volvía a la sala principal y entré ahora por la puerta central. Estaba de nuevo en la habitación grande en la que habían algo así como dos ascensores y un reloj en el centro de ellos. Utilicé la llave y toqué tres veces en el reloj, Allí apareció el pianista fantasma por detrás de los ascensores. Le di la botella de vino y una partitura de música, al momento se puso a tocar y unas grandes escaleras aparecieron de la pared. Cogí el ascensor y señalé a la segunda planta. Me encontré siete puertas de izquierda a derecha. Recogí todo el equipo y armas que había en las habitaciones, haciendo especial énfasis en la tercera donde aparte de recoger el equipo, inutilicé la lámpara de aceite aquí situada. La quinta y la sexta de las puertas no se abrieron hasta que no completé la misión que me encomendó Gabrielle. Se encontraba en la séptima puerta. Tras hablar con ella cogí rápidamente el camino de la derecha a la segunda puerta del lado derecho. Abrí la puerta y vi la lámpara. La apagué y recibí mi recompensa en forma de escudo y de la posibilidad de abrir la quinta y la sexta de las puertas donde encontré en las estanterías muchos conjuros y encantamientos que me iban a resultar muy útiles en la búsqueda de mi alma. Ahora sí era la ocasión propicia de darle al fantasma de nuevo, la botella de vino y la partitura. La escalera apareció y subí a la segunda planta. Encontré un reloj donde utilicé de nuevo la llave tres veces y apareció un demonio que tuve que matar. Usé de nuevo el Sigil con él completando lo que tenía que hacer en ese mundo.

Volví a Gladstone de nuevo y entre a la taberna donde encontré a mi tío y compré la Armadura del Dragón y otros objetos de utilidad. (Gauntlets - Bracer) Me fui al Gremio de los clérigos y conseguí el tercer desafío: Conseguir el corazón del Sol Naciente en Volcano, los magos me ofrecieron un anillo (Drakefire) de la oscuridad. Me fui al Gremio de los Guerreros y acepté también su tercer desafío, debería de ir al mundo helado para completar este desafío. También acepté de los ladrones el encargo de Elena de matar a los orcos.

Seguí el camino de nuevo al mundo volcánico hasta que esté en la habitación del ente volador, donde recogí y usé contra él una garra de dragón. Tomé el ascensor hacia abajo y seguí mi camino a la habitación donde podía teletransportarme. Me paré en ella y conseguí teletransportarme a otro área donde conseguí el corazón que buscaba.

Llegué a la torre blanca de nuevo, proseguí a la habitación con las puertas de cuatro colores. Entré allí presionando los botones en secuencia (azul, verde, rojo, púrpura) y allí fue donde encontré los viejos juguetes, devolviéndolos al gremio de guerreros, completando así el desafío. Para cumplir mi búsqueda de los orcos, tuve que dirigirme a las afueras de Gladstone, a través de la puerta subterránea y guiarme por mi automapa el cual me llevó a una pequeña área localizada entre las puertas y el área subterránea. Una vez allí combatí y eliminé a todos aquellos horribles orcos regresando con Elena para contárselo.

El portal que allí nos lleva está situado cerca del río y el portal que lleva al mundo subterráneo. Allí encontré a "mi hermano" y me introduje a través del portal. Exploré el mundo de Ruloi y eliminé "Scavengers", Drones y guerreros Ruloi. Encontré "la mano" que utilicé para abrir las dos puertas que tenían el símbolo de la mano. (También se pueden encontrar en la cueva de los túneles venenosos, junto con la espada de la tormenta oscura). Encontré allí los otros mecanismos, los cuales destruí. (El diario cambia si has destruido todos los dispositivos de regeneración). Pude abrir las rejas con un dispositivo (Dream Shard) pero la mujer que allí estaba me atacó salvajemente. Salí y vi el teletransporte. Pasé a el y me teletransporté a una cueva llena de extrañas bestias. Las exterminé y usando el Sigil en el cuerpo de una de ellas, acabé apareciendo en las cuevas de Draracle. Volví a Gladstone usando la puerta subterránea, cerca de esta área abrí mi automapa y observé una nueva localización coloreada de azul (los mapas mágicos no dejan nunca de sorprender). Fui allí y asistí a una escena que me impresionó profundamente. Mi tío dejó de existir y por si fuera poco al volver a Gladstone, todos los gremios habían sido destruidos.

De nuevo me puse en marcha hacia el área desértica. Abrí el mapa para encontrarlo. (El portal sólo aparece si has conquistado todos los demás mundos anteriores). Me introduje en el portal y aparecí allí en el desierto. Seguí camino a través de un hoyo, saltando a través del área a cielo descubierto hasta encontrar los puentes. Caminé alrededor del siguiente área hasta que pude ver la puerta. Corrí y saltando alcancé la puerta hasta que llegué de nuevo a ver el cielo descubierto. Ahora sí me decidí a dejarme caer. Una vez abajo me atacaron unas bestias y tras defenderme seguí el camino hasta que encontré un gran edificio con una salida un tanto "aérea". Enganché (seleccionando con ratón se escala) con todas mis fuerzas y trepé como pude. Llegué a una pequeña habitación en donde había un hombre (El último hombre) Busqué y encontré un cohete. Seleccioné la flecha inferior del ascensor para bajar y continué camino por aquí. Encontré una habitación en la que en apariencia, no habían puertas pero no me rendí allí y encontré una puerta secreta en forma de túneles de ventilación. Estos me llevaron a unas escaleras que se bifurcaron hacia tres caminos diferentes. Exploré hasta que encontré la habitación en la que había un gran escudo azul y destruí el mecanismo de la pared. (Recuerda la localización de los túneles de aire, pues es importante) desactivando el escudo, lo que me permitió poder bajar por la escalera. Llegué a una habitación donde el agua no era especialmente saludable y un personaje llamado Syruss me advirtió de ello. Entré en la siguiente puerta y llegué a una habitación circular donde encontré a un mago. Tras acabar con él recogí la última pieza de un espejo. Recordé la localización de los túneles de aire y los utilicé para poder salir hasta llegar a la entrada. Allí cogí el ascensor para subir y encontré al "último hombre...muerto". Volví donde estaba aquel gran agujero, entrando y siguiendo el camino, salté hacia el gran edificio y seguí el camino hasta que encontré la ruta aérea de nuevo. Trepé otra vez y proseguí camino hacia el exterior donde volví a tomar el portal de teletransportación a fin de llegar a las cuevas de Draracle.

Cuando volví a las cuevas de Draracle, me encontré con Jackel. Debía de conseguir el sello luchando contra él. Después de una charla con él, fui teletransportado en medio del agua, donde me pude agarrar a una soga para poder salir indemne. Sin hacerme flaquear le perseguí hasta una habitación pequeña donde estaba él y unas bestias a su cargo. Luché contra todo desesperadamente y busqué el portal verde. Lo toqué y cambió de color. Fui a buscar el otro portal e hice lo mismo. Luché contra Jackel de nuevo, era una contienda agotadora. Por fin llegué a una habitación con un escudo que para abrir tuve que alternar con mi lucha con Jackel. Continué a través de la sala y vi una habitación que se me cruzaba. Salté y descubrí abajo el mecanismo, el cual, cuando lo accioné, las habitaciones se unieron. Cruzando decidido, una corte de esqueletos en una habitación circular me recibieron, y tras una lucha feroz me teletransporté a la sala del Trono de Draracle. Combatí de nuevo contra Jackel y conseguí el sello que tanto ansiaba. Usé el sello con el espejo y observé atónito la escena. Con Jackel muerto y el sello en mi poder había recuperado mi espíritu. Al fin era libre.



Volver a Trucos para Juegos PC

 

Trucos para juegos PC

| A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K |
| L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U |
| V | W | X | Y | Z | Num |


Trucos para Windows XP

Trucos para Windows 98

Trucos para Windows 2000


Trucos para Messenger

Emoticonos Messenger

Trucos para Lands Of Lore Iii
© 2003 Unlimited Ideas, S.L. Todos los derechos reservados. Trucos para pc.